LA CONFESIÓN DE GRACIELA ALFANO: "TUVE LA FANTASÍA DE MATAR A MI ABUSADOR"
29 de octubre del 2020
Bienvenidos al portal de chimentos más caliente de la Argentina

Seguinos

mircoles, 14 de octubre, 2020 - 13:44 hs
A CORAZÓN ABIERTO

LA CONFESIÓN DE GRACIELA ALFANO: "TUVE LA FANTASÍA DE MATAR A MI ABUSADOR"

La actriz habló de uno de los peores dramas de su vida y se confesó sin red
Más allá de ser un ícono y una verdadera bomba sexy, Graciela Alfano ha sabido reinventarse después de varias caídas. Vivió y vive la vida con sus propios parámetros, haciéndose cargo de sus decisiones y tratando de abrir caminos y no cerrarlos.

En una charla con Alejandra Rubio, para "Intimamente", ciclo que conduce por Radio Rivadavia, Graciela habló de su infancia y la relación con su padre. "Mi padre era cazador de caza mayor. Yo era chiquita y me iba a cazar con él. Un papá muy presente en la primera etapa de mi vida. Compartíamos muchas cosas. El cazaba, pero le gustaban mucho los animales. Comíamos lo que cazábamos. No mataba por matar. Era un gran observador. Observaba mucho a los animales y escribía cuentos muy interesantes. Mezclaba lo que observaba de la vida de los animales con reflexiones filosóficas. En ese tiempo mucho no las entendía. Por suerte aun los conservo y hoy los disfruto de otra manera”.

La relación con su padre fue muy corta, pero con una intensidad que la muerte no pudo borrar y que marcó la diferencia: “Tuve poco tiempo a mi papá, pero con un vínculo muy estrecho, pese a sus viajes. Soy una mujer que tuve un padre y eso se nota. Siempre fui una mujer fuerte que no necesite a un hombre al lado. Nunca lo necesite para apoyarme. Siempre me valí sola. Sabía que tenía que hacerlo y podía sola. Pero eso porque tuve la imagen masculina de mi padre. El nunca me trato como una muñequita, vivía con las piernas raspadas de estar entre las plantas y seguirlo a la par. El me demostró que yo podía y siempre me apoyó".

La muerte de su padre la marcó para siempre, porque más allá de haber perdido a su referente, su compañero y guía, la forma en que falleció, la acompañaría toda lavida... "Él ponía la bala en el cráneo de muchos animales y en mi casa teníamos cabezas embalsamadas. Mi mamá estaba muy en contra de esto, lo detestaba. Y el final de mi padre fue con un tiro en la cabeza. Dijeron que se había suicidado, y no fue así. Mi padre no se suicidó, fue asesinado. Se marcó como suicidio en Resistencia, Chaco, pero cuando fuimos a recoger el cadáver con mi mamá, el calibre de la bala que tenía no coincidía con el calibre de la pistola que llevaba en la mano. Cuándo fuimos a buscar el cuerpo alguien del juzgado le dijo a mi mamá: 'Señora, usted tiene una hija. Por favor olvídese de esto, llévese a su marido muerto y quiero que el apellido Alfano no se escuche nunca más'. Yo tenía 12 años en ese momento y mucho no pude hacer".
La vida fue haciendo su camino. En 1971, una bellísima Graciela Alfano era elegida Miss Siete Días y un año más tarde, fue elegida en Colombia como Miss Belleza Panamericana. Filmó 23 películas, tiene una lista de presentaciones en televisión como conductora, actriz y protagonista del mundo del espectáculo.

Su carrera también hizo la diferencia y pudo complementarse como madre y artista, pero jamás olvidó momentos difíciles de su vida, como cuando se convirtió en madre de su propia madre, quien había sucumbido ante el alcohol... "Fue una época difícil de mi vida. Mi mamá me iba a buscar al colegio completamente alcoholizada. Me juraba mientras volvíamos a casa que no había tomado una gota de alcohol y yo, con 12 años, tenía que rearmar a mi mamá, vivíamos un día a la vez. Mi infancia fue muy tremenda, espantosa, y por eso yo me ponía esa máscara de ira y violencia, porque es la única forma en la que pude salir adelante".

Graciela atravesó por muchas situaciones que la lastimaron y también la hicieron fuerte y hoy, como en otras oportunidades, las comparte para ayudar a quienes, como ella, viven o han vivido alguna situación de abuso... "Mi mamá era solita conmigo porque mi papá viajaba mucho, entonces recurría a una familia de confianza, que eran nuestros vecinos de toda la vida. El hombre de la familia me iba a buscar al jardín y me llevaba a su casa hasta que mi mamá volvía de trabajar. Yo no sabía que lo que me hacía estaba mal, no sabía lo que es tocar, si era lo mismo que te toquen el pelo o ahí abajo porque esto fue entre los 4 y los 7 años. Yo iba a la casa de mis amigas y la llamaban a mi mamá para que me vaya a buscar. (...) La forma de relacionarme con mis amigas era esa, tocarlas, la normal para mí. Yo no tenía idea de la erotización de ese toqueteo. Sospeché que eso no estaba bien cuando me empezaron a poner multas morales en los colegios por relacionarme así con los demás, pero qué podía entender. Ahí hablé con mi mamá, pero no me creyó, creía que era una fantasía mía porque yo pintaba y era creativa".

El abuso no llegó a ser carnal, "Fue un abuso reiterado" remarca Graciela y sostiene, "pero las secuelas te quedan igual. Todas las personas que fueron abusados y abusadas quedan rotos, es como estar discapacitados de alguna manera, como al que le falta una pierna o un brazo. No se ve el daño, pero existe, nos molesta siempre. Algunos vamos desarrollándonos, siendo cada vez más fuertes. Hoy esta mujer que ven acá no es esa niñita, es una persona que atravesó todo eso y se hizo mas fuerte”.
Aunque su mamá haya creído que lo que ella le cntaba era una fantasía, fruto de su gran creatividad, Graciela, después de algún tiempo, esperó a que su papá volviera de uno de sus tantos viajes y le habló: "Cuando ya tenía un poco más de madurez, a los 7 años que ya iba al colegio, me animé y le conté a mi papá, que había vuelto de uno de sus viajes. Se encontró con este hombre. Lo recuerdo clarísimamente. Entonces como yo siempre fui muy valiente delante de ese monstruo, sabiendo que tal vez mi papá no me pueda creer, le dije todo lo que me hacía, con todas las acciones de cómo me lo hacía. En ese mismo momento, mi papá le dijo a mi mamá que prepare un bolso, nos llevó a un hotel, y empezó a gestionar la compra de una vivienda, me cambiaron de colegio, de barrio, me sacaron de ahí. Lo que hizo con este hombre no lo sé. En mi familia, no se habló nunca más del tema".

A los 19 años y después de comprarse su primer auto, Graciela volvió a ese viejo barrio y a pararse frente a su casa y la de aquel vecino... en la calle Araoz. "Estuve ahí durante 4 horas parada en la calle, mirando mi casa y la de ellos que eran pegadas, y me pasaron mil cosas por la cabeza, hasta las ganas de matarlo... Yo no tuve una buena sexualidad ni en la primera vez, ni en los siguientes años. También tiene que ver con lo que fui desde joven... Era 'Graciela Alfano, la Lolita'. Sexualizaba a todo un país y es porque me puse encima todo ese modelo. Me dio mucho ese papel, pero yo hubiera querido hacer otra cosa. Les he tenido miedo a los hombres. Los atraía muchísimo y luego bajaba mi autoestima por el piso cuando trataba de satisfacerlos. Cuando uno trata de satisfacer a los demás, no es feliz".
COMPARTÍ
   


COMENTÁ
Las más leídas
KARINA "LA PRINCESITA" BRINDARA UN SHOW POR STREAMING

21 de octubre del 2020
LA EMOCIÓN DE ADRIANA SALGUEIRO AL HABLAR DE SUS HIJAS DEL CORAZÓN... "MUCHAS VECES ME PREGUNTÉ SI MEREZCO TANTO AMOR"

La actriz y conductora compartió uno de los costados más sensibles de su vida

21 de octubre del 2020
MIGUEL ÁNGEL CHERUTTI SE SUMA AL MODO "AUTO TEATRO" CON "SON FORMIDABLES"

El actor y humorista se subirá a escena en este formato que empieza a encontrar espacio en tiempos de pandemia

21 de octubre del 2020
GERMÁN MARTITEGUI, JURADO DE "MASTER CHEF" DIO POSITIVO PARA CORONAVIRUS

El cocinero se suma a Vicky Xipolitakis y al "Polaco" entre los casos de covid-19 dentro del Reality

21 de octubre del 2020
Contacto

Ponete en contacto con nosotros, te responderemos a la brevedad

Datos de contacto

Av. Libertadores 3290

Buenos Aires ARGENTINA

Tel: (011) 453-4098 / 4549705

[email protected]